Llamanos


Centro de Información en la Ciudad de México:

 

(55) 3687 4076 con 10 líneas

 

Boletín de noticias

Recibe información en tu correo electrónico

 

 

 

La Terapia Celular o Terapia de Células Madre es el proceso por el que se introducen al organismo nuevas células madre o de un tejido u órgano especifico buscando un efecto de regeneración y revitalización general o para tratar alguna enfermedad. El proceso de toda Terapia Celular inicia con la selección de las células madre o de órganos específicos.

 

El uso de las Células Madre no es nada nuevo en el mundo de la ciencia, aun que para nuestros países parece serlo. La historia sobre la utilización exitosa de la terapia celular se remonta al año 1931. Desde entonces, muchas celebridades mundiales de la política, artistas, famosos deportistas, empresarios miembros de la realeza, etc. se han beneficiado de la Terapia Celular y las células madre.

 

En la Terapia Celular, estas células madre jóvenes y vigorosas con su fuerza de vida energizante todavía activa, son aplicadas en un ser humano ya sea con fines de rejuvenecimiento o para tratamiento de enfermedades crónicas.

 

Debido a que las células madre fetales de placenta no contienen antígenos, éstas no son reconocidas como extrañas por el cuerpo humano. De acuerdo a la teoría del doctor Niehans, éstas circulan desde el lugar de la inyección hasta que son reconocidas y congregadas por el complemento humano de los órganos los cuales fueron tomados (las células del hígado van hacia el hígado, las células sexuales van los órganos sexuales, las células del corazón van hacia el corazón, etc.). Estas células jóvenes tienen una función específica del órgano pero no de especies específicas, imprimen su vigor en las células viejas, agotadas y degeneradas, estimulando de su función con una eficiencia renovada. Luego como consecuencia, los órganos a su vez retienen el vigor y vitalidad.

 

La terapia celular produce una revitalización y rejuvenecimiento general del cuerpo, mantenimiento de la salud y extensión de la vida, estimula efectivamente la células de los sistemas de órganos específicos relacionados con la obesidad, artritis, fatiga crónica, asma, enfermedades degenerativas del cerebro, osteoporosis, alteración de la circulación, disfunción sexual, impotencia masculina, diabetes mellitus, alteración hormonal, erupción en la piel y muchas otras enfermedades metabólicas. En cuanto a lo estético, la piel de tanto de cara y cuerpo se verá más joven y saludable en cuanto a las texturas y colores se refiere, su cuerpo estará en forma y será más flexible.

 

Diversos especialistas de la medicina en prestigiosos centros a nivel mundial coinciden al señalar que los resultados más importantes del uso de la terapia celular son la revitalización del sistema inmunológico humano y los mecanismos de defensa. Cuando ocurren daños en las células que forman varios tejidos y órganos relacionados con el sistema inmune (tanto del proceso del vencimiento como la contaminación ambiental), el cuerpo va perdiendo las defensas contra invasiones degenerativas externas e internas. El daño en los órganos del sistema inmune puede ser revertido a través de la revitalización y regeneración con la terapia celular. Estas células nuevas, frescas y energéticas actúan rápidamente y efectivamente la estimulación de los mecanismos de defensa del cuerpo. Existen beneficios enormes en el uso de la Terapia Celular pues disminuye increíblemente como ningún otro tipo de tratamiento o producto, la velocidad del proceso de envejecimiento y ayuda a recobrar la belleza, salud, vitalidad y poder físico.

 

En Suiza, clínicas exclusivas para la gente más rica y famosa administraron la Terapia Celular antienvejecimiento a las celebridades del oriente y occidente, mejorando y prologando su vitalidad y preservando las habilidades y apariencia joven.

 

Como una muestra de sus efectos:

 

El Papa Pio XII fue uno de los primeros personajes que se aplico una Terapia Celular. Fueron tan buenos los resultados que Su Santidad integró al Dr. Paul Niehans (uno de los precursores de la Terapia Celular), en la Academia de Ciencia Papal en el Vaticano, convirtiéndolo en el sucesor de Sir Alexander Fleming, el descubridor de la penicilina.

 

El presidente Eisenhower, el primer ministro Winston Churchill y el General francés De Gaulle lo tomaron para mantener el poder de concentración y su resistencia física.

 

Al presidente Adenauer la terapia celular le proporcionó la fuerza física, lucidez mental y la energía necesaria para dirigir La República de Alemania a sus más de 90 años de edad.

 

Charles Chaplin en alguna ocasión expresó públicamente que el uso de la Terapia Celular lo activó para casarse y ser padre después de los 70 años de edad.

 

Mas recientemente, personajes como las cantantes Madonna y Cher, Harrison Ford, el príncipe Alberto II de Monaco, Paul McCartney entre muchas otras celebridades internacionales se han beneficiado con el uso de células madre. En México también son varias las personalidades que públicamente han manifestado que su buen estado físico y de salud se debe al uso de terapia celular.

 

Estos tratamientos podrían resultarnos lejanos y ajenos a nuestras posibilidades, sin embargo, los beneficios de las terapias celulares son accesibles para cualquier persona y nosotros ponemos a tu alcance los mejores productos del mundo. Te invitamos a conocer lo que pueden hacer en tu vida.

 

 

 

 Puedes visitar nuestro sitio: www.terapias-celulares.com